Manometría anorrectal


En que consiste

Esta prueba se realiza para comprobar si existen alteraciones de la función de la última parte del intestino (recto) y del ano. Se introduce una sonda delgada (un tubo fino y flexible) por el ano hasta el recto (aproximadamente 6 centímetros). La sonda se conectará a un aparato que permite medir las contracciones de los músculos de esta zona y realizar un examen de los músculos y los nervios que controlan la función anorectal.

Preparación previa

No es necesario que este en ayunas y puede comer normalmente antes de la prueba.
Unas horas antes de la prueba (la víspera si la prueba se realiza por la mañana o por la mañana si la prueba se realiza por la tarde) deberá ponerse un enema de limpieza.

Que hay que hacer durante la prueba

Durante la prueba estará acostado de lado y seguirá las instrucciones sencillas que le vayan indicando (cerrar el ano, toser, intentar hacer de vientre, etc.). La prueba dura menos de una hora y después podrá continuar su actividad habitual.

Molestias y riesgos

Esta prueba no produce normalmente ningún tipo de molestias y no existen riesgos descritos con el método habitual.

Objetivos y beneficios que se espera obtener

Esta es la prueba apropiada para medir la función anorectal, permitirá determinar si existen alteraciones y de que tipo, lo que ayudará a decidir el tratamiento adecuado.

Consulte cualquier duda que tenga llamando por teléfono de antemano o en el momento de la realización de la prueba

* Información avalada por el Grupo Español de Motilidad Digestiva (versión 4/02)

Instrucción Pacientes | Permalink.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies