Evolución de trastorno motor hipercontractil a trastorno acalasiforme vigoroso


Paciente de 66 años remitido para estudio por presentar episodios de disfagia y afagia acompañados de dolor torácico. Se realiza manometría esofágica de alta resolución con impedanciometría en la que se observa un trastorno motor tipo hipercontráctil (“jackhammer”) con cierto grado de alteración en la relajación de la UGE en algunas de las degluciones y retención del bolo deglutido.

Ante estos hallazgos y la falta de respuesta a medidas farmacológicas, se decide realizar inyección de toxina botulínica en la UGE y en diferentes puntos del cuerpo esofágico distal desde la UGE en sentido craneal. A pesar de ello, el paciente persiste con dolor torácico intenso por lo que se realiza una segunda manometría que muestra un empeoramiento en forma de grandes ondas de lucha, panpresurización esofágica e hipertonía de la UGE junto con obstrucción al tracto de salida de la misma. Todo ello, rasgos que recuerdan a la acalasia.

Actualmente se plantea la posibilidad de dilatación o miotomía laparoscópica larga.

 

Dra. María Moreno Sánchez; Dra Constanza Ciriza de los Ríos; Dr. Fernando Canga Fernández-Valcarcel.

Unidad de Motilidad Digestiva. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.

 

Actualidad, Imagen del mes | Permalink.

Un comentario para "Evolución de trastorno motor hipercontractil a trastorno acalasiforme vigoroso"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies